INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Thursday, August 4, 2011

Ejercicio de lectura y escritura de "Acuérdate" de Juan Rulfo

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio, haga clic aquí.
Hola a todos!
Este miércoles 3 de agosto del 2011 comenzó a nacer la segunda etapa del curso ¡Y qué me cuentas! Mi "sueño guajiro" es que en cada biblioteca de Estados Unidos ( o porqué no, del mundo) exista un curso ¡Y qué me cuentas! para leer literatura en español y escribir pequeñas historias con ocho palabras extraidas de dicho cuento.
En la Biblioteca Central de Austin, donde solía dar mis clases, algunos de los estudiantes que asistían a mi curso decidieron continuarlo sin mi presencia. De esta manera comienza la posibilidad de que yo pueda dar la clase en otro lugar, sin que el curso ¡Y qué me cuentas! desaparezca del lugar donde nació.
¡No tienen idea de lo contento y orgulloso que estoy! Espero que este sea el inicio de muchos hijitos ¡Y qué me cuentas! regados por el mundo, ha,ha,ha....
Por lo pronto, comparto con todos el mensaje que me envió Keatha, quien se está encargando de guiar el curso.
Muchas gracias a mis alumnos por su pasión y gusto por el español y la literatura hispana. Por supuesto, espero que me manden sus ejercicios individuales para que yo se los califique en el blog:)


Hola, Ramón,

En la clase de miércoles leímos el cuento “Acuérdate“ de Juan Rulfo. Para el próximo miércoles, pensamos leer el otro cuento que nos mandó “Heroe de autobús“ de Enrique Vila-Matas. Gracias otra vez por mandarnos estos cuentos. Voy a subir aquí las ocho palabras que escogimos y el cuento que escribimos juntos.
Espero que todo le vaya bien.

Aquí están las palabras y el cuento:

1. Zarcos

2. Fulano

3. Hipo

4. Lío

5. Alabanzas

6. Canelas

7. Desentendido

8. Llanto
Aquí está el cuento que escribieron de forma gurpal:

Había una vez un fulano de tal que hizo alabanzas a la hija del alcalde. Ella tenía piel canela y ojos zarcos. Por su belleza siempre estaba metida en líos. Sin embargo tenía un problema; sufría ataques del(1) hipo por la noche. Por eso siempre se marchaban los hombres. Al oír sus llantos entrecortados se desentendían de ella.
Un día el fulano logró su deseo de tener una cita con ella. No la dejó cuando descubrió lo del hipo porque a él le daba mucha gracia.


Mi comentario:
(1) Cambiar "del" por "de"

Ahora es el turno de ustedes. Escriban su cuento y mándenmelo por este medio para que les mande mis comentarios.
¡Feliz por este primer cuento!

8 comments:

  1. Un fulano que tenía ojos zarcos está enamorado con una chica que quita el hipo. Ella era tan bella que todo del mundo la mandaba cantar alabanza. Ella era tan simpática que podía hacer la lluvia de diamantes con llanto. Ella era tan tierna que su voz se convertía en las canelas dulces.

    Se desentendía de saliendo con hombres. Por eso fue imposible que saliera con ella.

    Un día él había oído que ella estuvo metida en lío. Fue una oportunidad de conocerla. Él corrió a la casa de esta chica como si fuera un guepardo. ¿Sabes que pasó? Cuando él llegó a su casa, había muchos diamantes y canelas en su casa. De repente oye alguien gritando “Socorro” debajo de ellos. Estuvo ella. Porque ella lloraba las noticias muy tristes y hablaba con mucha gente que pidieron por ayuda por teléfono, la casa estuvo cubierto de diamantes y canelas al final.

    Inmediatamente se las extrajo y encontró con la chica del sueño. “Gracias” Ella le dijo a fulano. “Quieres Salir a la película conmigo?” Él le dijo a ella.
    Sus historia acaba de empezar. Necesito escribir un cuento muy largo. Sé que escribirá una palabra por último.
    “Felices Para Siempre”

    ReplyDelete
  2. Yoko, me gustó mucho tu cuento.
    Aquí está el mío:
    ####

    María se enamoró con José, un hombre que tenía ojos zarcos y pelo de color canela. Era muy guapo. Estaban contentos; y entre ellos hacían muchas alabanzas. Se casaron después de estar juntos por un año, y el próximo año tuvieron un bebé precioso y casí perfecto. Lo llamaron Miguel. Miguelito tenía ojos zarcos y pelo de color canela como su papá.

    Él bebé tenía sólo un problema: sufrió de ataques de hipo, que era un lío para la familia. María y José no sabían ayudar a su precioso Miguelito. Probaron varios remedios, pero no lograron curar el bebé de su enfermedad.

    Un día llegó un fulano de tal que les dijo, ''Yo se curar tu hijito de hipo; y por un precio de solamente 500 pesos lo hago.'' Les prometo que vale el precio. María y José pensaban en la idea por unos días. Al principio querían rechazar la idea y desentenderles del fulano de tal. Al fin, sin otro recurso, decidieron confiar en él; y le ofrecieron 300 pesos para curar el bebé. El fulano contestó que no podía hacerlo por menos que 400 pesos. María y José pagaron el dinero. El fulano pidió que los padres lo dejaran sólo con el bebé. Entonces el fulano empezó a hablar con Miguelito, que sonreía mucho. Cuando empezó el hipo, como siempre, el fulano hizo un encanto, y el hipo del bebé se paró inmediatemente. El fulano declaró que el hipo estaba curado para siempre, y eso es que pasó. Cómo lo hizo, nunca supo nadie.

    Desde entonces, tenían otros hijos y vivían felices en la casa.

    ReplyDelete
  3. No se piensa que un ataque de hipo puede meterle a una persona en un gran lío.  Sin embargo, hace unos años había un hombre en mi pueblo que pasó varias noches de cárcel porque una tarde sufrió un ataque mientras manejaba por la calle principal. Por casualidad, el farol trasero de su coche empezó a titilar justo en ese momento, casi como si el coche le tuviera simpatía a su dueño, que continuaba hipando violentemente.  El ataque fue tan severo que el fulano no oyó la sirena del policía que lo perseguía.  El policía solo había querido advertirle del farol descompuesto, pero le irritó que ese chofer no pareciera hacerle caso.  Cuando por fin se dió cuenta de la situación y paró el auto, el tipo se enfrentó con un par de ojos zarcos, duros y enojados que no ablandaron cuando el tipo trató de explicar que sufría de hipo y que no estaba borracho.
    El policía detuvo al pobre hombre y lo llevó a la comisaría. Estaba asustado pero se alivió un poco cuando reconoció el largo cabello canelo de una mujer que vió haciendo algún trámite en
    el departamento de tránsito.  Era una ex-novia, que podía explicar que lo conocía y que él tenía un crónico problema de hipo.  Pero ella se hizo la desentendida.  No dijo nada para ayudarlo.  Así que él fue a la cárcel, donde pasó unos días sentado aburrido y triste en un catre.  La mañana del cuarto o quinto día, le despertó un llanto fuerte y chillón que venía del corredor afuera de su celda.  Había llegado otra ex-novia, más fiel y honesta.  Ésta, sollozando, le contó al comisario lo de la enfermedad de hipo y que nunca había visto a su ex-novio borracho.  Después, ya liberado, el hombre gritaba alabanzas a esta mujer honorable.  Los dos volvieron a salir juntos y unos meses más adelante se casaron. 
    El ataque de hipo había causado mucha dificultad y pena, pero también había traído suerte y alegría.

    ReplyDelete
  4. Yoko,
    ¡Que bonito cuento! Entraste al terreno de lo “fantástico” y me da mucho gusto que lo hayas hecho. Imaginar a una muchacha haciendo una lluvia de diamantes con su llanto y que su voz se convirtiera en un derroche de canelas dulces son imágenes que muchos escritores quisieran crear en sus cuentos. ¡Muchas Felicidades!

    Ahora releamos tu historia y luego mis comentarios:
    Un fulano que tenía ojos zarcos está (1) enamorado con una chica que quita el hipo. Ella era tan bella que todo del mundo la (2) mandaba cantar alabanza. Ella era tan simpática que podía hacer la (3) lluvia de diamantes con llanto. Ella era tan tierna que su voz se convertía en las (4) canelas dulces. 


    
Se desentendía de saliendo (5) con hombres. Por eso fue imposible que saliera con ella. 



    Un día él había oído que ella estuvo (6) metida en lío (7). Fue (8) una oportunidad de conocerla. Él corrió a la casa de esta chica como si fuera un guepardo (9). ¿Sabes que pasó? Cuando él llegó a su casa, había muchos diamantes y canelas en su casa. De repente oye (10) alguien gritando “Socorro” debajo de ellos. Estuvo (11) ella. Porque ella lloraba las noticias muy triste y hablaba con mucha gente que pidieron por ayuda por teléfono, la casa estuvo cubierto (13) de diamantes y canelas al final. 


    Inmediatamente se las extrajo y encontró con la chica del sueño (14). “Gracias” Ella le dijo al fulano. “Quieres salir a la película conmigo?” (15) Él le dijo a ella. 


    Sus historia acaba de empezar. Necesito escribir un cuento muy largo. Sé que escribirá(16) una palabra por (17) último. 
“Felices Para Siempre”

    Mis comentarios:

    (1) “está”- “estaba”
    (2) “la”- “le”
    (3) “la”- “no necesitas “la”.
    (4) “las”- no necesitas “las”.
    (5) “saliendo”- “salir”.
    (6) “estuvo”- “estaba”.
    (7) “en lío”- “en un lío”.
    (8) “Fue”- “Era”.
    (9) “guepardo”- ¿Habrás querido decir leopardo?
    (10) “oye”- “oyó”.
    (11) “Estuvo”- “Estaba”.
    (12) “y hablaba con mucha gente que pidieron por ayuda por teléfono” – Yoko, esta segunda oración no me queda muy clara. Puedes arreglarla u omitirla, como prefieras.
    (13) “estuvo cubierto”- “estaba cubierta”.
    (14) “Inmediatamente se las extrajo y encontró con la chica del sueño”- “Inmediatamente limpió el lugar y se encontró con la chica de sus sueños”.
    (15) “Quieres salir a la película conmigo?” – “¿Quieres ir al cine conmigo?
    (16) “escribirá”- “escribiré”
    (17) “por”- “al”.
    (18) “Felices Para Siempre”- Felices para siempre”
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  5. Juanita:
    Que chistosa historia del bebé con hipo. Ya me imagino el problema al que se tenían que enfrentar los padres con el hipo de su hijo. Si tener hipo por un rato es molesto, ya me imagino lo que sufría el bebé. Pero afortunadamente 500 pesos resolvieron el problema… ¡vivan los curanderos!
    Ahora releamos tu historia y luego mis comentarios:

    “María se enamoró con (1) José, un hombre que tenía ojos zarcos y pelo de color canela. Era muy guapo. Estaban contentos; y entre ellos hacían muchas alabanzas. Se casaron después de estar juntos por un año, y el próximo (2) año tuvieron un bebé precioso y casi perfecto. Lo llamaron Miguel. Miguelito tenía ojos zarcos y pelo de color canela como su papá.



    Él (3) bebé tenía sólo un problema: sufrió (4) de ataques de hipo, que era un lío para la familia. María y José no sabían ayudar a su precioso Miguelito. Probaron varios remedios, pero no lograron curar el (5) bebé de su enfermedad.



    Un día llegó un fulano de tal que les dijo, ''Yo se curar tu hijito de hipo; y por un precio de solamente 500 pesos lo hago.'' Les prometo que vale el precio. María y José pensaban (6) en la idea por unos días. Al principio querían rechazar la idea y desentenderles (7) del fulano de tal. Al fin, sin otro recurso, decidieron confiar en él; y le ofrecieron 300 pesos para curar el bebé. El fulano contestó que no podía hacerlo por menos que (8) 400 pesos. María y José pagaron el dinero. El fulano pidió que los padres lo dejaran sólo con el bebé. Entonces el fulano empezó a hablar con Miguelito, que sonreía mucho. Cuando empezó el hipo, como siempre, el fulano hizo un encanto, y el hipo del bebé se paró inmediatamente. El fulano declaró que el hipo estaba curado para siempre, y eso es que (9) pasó. Cómo lo hizo, nunca supo nadie.



    Desde entonces, tenían (10) otros hijos y vivían felices en la casa.”

    Mis comentarios

    (1) “con”- “de”.
    (2) “próximo”- “siguiente”.
    (3) “Él” – “El”
    (4) “sufrió” – “sufría”
    (5) “el” – “al”
    (6) “pensaban” – “pensaron”
    (7) “desentenderles”- “desentenderse”.
    (8) “que”- “de”.
    (9) “es que” – “es lo que”.
    (10) “tenían” - “tuvieron”
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  6. Keatha,
    Muy bien planteada la historia de como algo adverso puede convertirse en algo positivo. Además fueron muy bien usadas las nuevas palabras en la trama, como el hablar de los ojos zarcos o el cabello canelo. Es muy importante que sigan haciendo estas practicas pues veo que no solo incrementan su vocabulario sino perfeccionan su estilo al escribir.
    Como en tu escrito solo encontré 4 errores, no voy a copiarlo todo. Solo te marcaré las oraciones o frases donde aparecen.

    Mis comentarios:

    - No se piensa que un ataque de hipo puede meterle (1) a una persona en un gran lío.

    - varias noches de (2) cárcel…

    - Por casualidad, el farol (3) trasero de su coche…

    - un par de ojos zarcos, duros y enojados que no ablandaron (4)…

    (1) “meterle”- “meter”.
    (2) “de”- “en la”.
    (3) “farol”- “faro”.
    (4) “no ablandaron”- “no se ablandaron”
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  7. Había una vez vivía una mujer muy sabía y talentosa. La gente venía de todos partes para verle porque ella era conocida por su capacidad de entender y ayudar a cualquiera persona que este dispuesta a seguir sus consejos. La única cosa que pedía fue que el suplicante le trajera un trozo de canela. Una tarde llego un fulano, golpeando a su puerta, rogando su ayuda. Él le contó que se había metido en un lío porque él se enamoró de una chica preciosa con ojos zarcos. Sin embargo, ya tenía una mujer y unos niños y él quería su magia para desentenderse de esta chica magnética. El hombre estaba explicándole como esta chica lo ha engañado con sus encantos cuando la vieja empezó a gritar al fulano de dejar de llantos y que era tiempo para "madura de una vez." Ella le dijo que ella estaba totalmente harta con los hombres que se quejan de una "chica mala" que (según ellos) son la fuente de su comportamiento irresponsable. Entonces, ella lo echó de su casa y podía escuchar las alabanzas de las mujeres alrededor el mundo.

    ReplyDelete
  8. Dusty,
    La mujer sabia resultó muy regañona (ja,ja,ja). Pobre del fulano que fue a pedirle consejo. Salió de allí sin respuesta a sus lamentos. Pero en el fondo la mujer tenía razón. Si uno ya tiene a su pareja, ¿para que enamorarse de otras personas? Dicen que el amor es ciego pero a veces….se pasa de ciego, ja,ja,ja…
    Ahora releamos tu historia y luego mis comentarios:

    “Había una vez (1) vivía una mujer muy sabía y talentosa. La gente venía de todos (2) partes para verle porque ella era conocida por su capacidad de entender y ayudar a cualquiera (3) persona que este (4) dispuesta a seguir sus consejos. La única cosa que pedía fue (5) que el suplicante le trajera un trozo de canela. Una tarde llego (6) un fulano, golpeando a su puerta, rogando su ayuda. Él le contó que se había metido en un lío porque él se enamoró de una chica preciosa con ojos zarcos. Sin embargo, ya tenía una mujer y unos niños y él quería su magia para desentenderse de esta chica magnética. El hombre estaba explicándole como esta chica lo ha engañado con sus encantos cuando la vieja empezó a gritar al fulano de dejar (7) de llantos y que era tiempo para "madura de una vez." Ella le dijo que ella estaba totalmente harta con los hombres que se quejan de una "chica mala" que (según ellos) son la fuente de su comportamiento irresponsable. Entonces, ella lo echó de su casa y podía (8) escuchar las alabanzas de las mujeres alrededor el mundo.”

    Mis comentarios:

    (1) “Había una vez”- De acuerdo a tu narración es mejor iniciar con: “Hace mucho tiempo…” en vez de “Había una vez…”.
    (2) “todos”- “todas”
    (3) “cualquiera”- “cualquier”
    (4) “este”- “estuviera”
    (5) “fue”- “era”
    (6) “llego”- Faltó acento
    (7) “de dejar”- “que se dejara”
    (8) “podía”- “pudo”

    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete