INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Wednesday, September 8, 2010

Oda al aire, by Pablo Neruda

ODA AL AIRE,
Pablo Neruda
Andando en un camino encontré al aire,
lo saludé y le dije con respeto:
Me alegro de que por una vez, dejes tu transparencia,
así hablaremos.
El incansable, bailó, movió las hojas,
sacudió con su risa el polvo de mis suelas,
y levantando toda su azul arboladura,
su esqueleto de vidrio, sus párpados de brisa,
inmóvil como un mástil,
se mantuvo escuchándome.
Yo le besé su capa de rey del cielo,
me envolví en su bandera de seda celestial
y le dije: monarca o camarada,
 hilo, corola o ave, no sé quién eres,
pero una cosa te pido,
no te vendas.
El agua se vendió, y de las cañerías en el desierto,
he visto terminarse las gotas,
y el mundo pobre, el pueblo,
caminar con su sed tambaleando en su arena.
Vi la luz de la noche racionada,
la gran luz en la casa de los ricos.
Todo es aurora en los nuevos jardines suspendidos,
todo es oscuridad en la terrible sombra del callejón.
De allí, la noche, madre madrastra sale,
con un puñal en medio de sus ojos de búho,
y un grito, un crimen, se levantan
y apagan tragados por la sombra.
No, aire, no te vendas,
que no te canalicen,
que no te entuben,
que no te encajen ni te compriman,
que no te hagan tabletas,
que no te metan en una botella,
¡cuidado!. llámame cuando me necesites,
yo soy el poeta hijo de pobres,
padre, tío, primo, hermano carnal y concuñado de los pobres,
de todos, de mi patria y las otras,
de los pobres que viven junto al río,
y de los que en la altura de la vertical cordillera pican piedra,
clavan tablas,
cosen ropa,
cortan leña,
muelen tierra,
y por eso... yo quiero que respiren,
tú eres lo único que tienen,
por eso eres transparente,
para que vean lo que vendrá mañana,
por eso existes, aire,
déjate respirar,
no te encadenes,
no te fíes de nadie que venga en automóvil a examinarte,
déjalos,
ríete de ellos,
vuélales el sombrero,
no aceptes sus proposiciones,
vamos juntos,
bailando juntos,
bailando por el mundo,
derribando las flores del manzano,
entrando en las ventanas,
silbando juntos,
silbando melodías de ayer y de mañana,
ya vendrá un día en que libertaremos la luz y el agua,
la tierra,
el hombre,
y todo para todos será, como tú eres.
Por eso, ahora, ¡cuidado! y ven conmigo,
nos queda mucho que bailar y cantar,
vamos a lo largo del mar,
a lo alto de los montes,
vamos donde esté floreciendo la nueva primavera
y en un golpe de viento y canto repartamos las flores,
el aroma, los frutos, el aire de mañana.

No comments:

Post a Comment