INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Friday, September 9, 2011

Ejercicio de Lectura y Escritura de "La niña del campo" de Azucena Leza

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio, haga clic aquí.
Después de poco más de dos meses de estar ausente del grupo ¡Y qué me cuentas! en Austin, regresé para gozar una última clase con mis exalumnos a unos cuantos días de trasladarme a la ciudad de Boston, mi nuevo destino. Fue muy gratificante ver a muchos de ellos y a algunas caras nuevas que han decidido iniciar este curso, que ahora es llevado por algunas de mis exalumnas. Eso es lo mejor de todo; ver cómo ¡Y qué me cuentas! comienza a ser un curso que cubre un poco más de las expectativas de aprender o mejorar el idioma español.

Esta semana el grupo ¡Y qué me cuentas! decidimos leer el cuento "La niña del campo" de Azucena Leza. Es importante mencionar que este cuento forma parte del proyecto "Memorias del silencio" que promueve El Paso Community College. Dicho proyecto está dirigido a estudiantes inmigrantes. La idea es que escriban su experiencia de ser inmigrante en Estados Unidos. Existen historias muy interesantes que es importante difundir para que la gente conozca los caminos sinuosos que muchos inmigrantes tienen que seguir para seguir el sueño americano.

El cuento "La niña del campo" permitió que el grupo conociera un poco de la vida difícil de los niños que trabajan en la pisca quienes tienen que abandonar muchas veces su niñez para enfrentarse a responsabilidades que no deberían corresponderles. De igual forma vimos un poco del vocabulario que se habla en la frontera, como la palabra "troca" que quiere decir camioneta. La mayoría de mis alumnos no conocían esta palabras, la cual se prestó para comentar algunas otras que como "mueble" cuando se refieren a automóvil, o "carpeta" cuando se refieren a alfombra, pertenecen a lo que se llama Spanglish.

Ahora déjenme compartir con ustedes las ocho palabras que los estudiantes eligieron al terminar de leer el cuento citado y la historia que crearon con ellas.

1) Vereda
2) Floja
3) Al lado del otro
4) Trecho
5) Rodeaba
6) Quebraban
7) Puño
8) Huarache

La historia que crearon con estas ocho palabras, es la siguiente:

"El vaquero se puso sus huaraches porque no tenía botas. Era muy flojo. Se fue a buscar su ganado en el monte. Era un largo trecho de su casa a donde pastaban las vacas. En la vereda vio dos vacas, una a lado de la otra, y tres otras vacas que las rodeaban.  El flojo quería descansar y pusó la mejilla sobre el puño. Cuando estaba descansando una de las vacas se acercó. Le pisó el pié que tenía huarache, y se lo quebró."

Si les interesa escuchar el proceso de la creación de esta historia a través de un pencast, los invito a que hagan clic aquí.

Ahora es el turno de ustedes. Manden su historia a través del link que dice "comments" y les mandaré mi comentarios.
Saludos!

5 comments:

  1. Entre las señoritas de la ciudad, Sonchitle era la más bella y la más consentida.  Tenía unos ochenta pares de huaraches adornados con mostacillas de oro y almacenados en una línea, un par al lado del otro.  También era la más floja de todas las señoritas.  Prefería ser llevada por unos sirvientes en una litera que caminar por las hermosas veredas del centro.

    Un día vio que había un grupo de mayores hablando de una manera seria en voces bajas.  Ordenó de inmediato que sus sirvientes la bajaran y se acercó al grupo.  –¿Cuál de las doncellas sería la más adecuada para este honor? –estaba preguntando un augusto hombre alto y canoso. 
    Sonchitle, como se consideraba la más apuesta, importante y más adecuada para cualquier cosa, quebró el círculo de hombres serios y con el puño levantado gritó –¡Yo! ¡Escójanme a mí!  Estoy segura de que soy la mejor señorita para cualquier puesto.
    Sonreía emocionada, pensando en estar al frente de un gran desfile o quizás una princesa en una obra de teatro.
    Los hombres parecían enojados al ser interrumpidos tan bruscamente.  Pero el señor alto y canoso le dijo a la muchacha que lo pensarían.  La cara de Sonchitle se puso como una nube oscura.  –Pues --les amenazó.  –¡La respuesta debería ser que sí!   
    La próxima mañana, cuando salió a su patio para desayunarse, se encontró rodeada por un grupo de sacerdotes y algunos de los hombres con quienes había hablado el día anterior. 
    –Se va a alegrar –dijo el  mismo señor que le había hablado antes.  –La hemos escogido para ser sacrificada en la pirámide más alta de la ciudad.
    Entonces Sonchitle empezó a caminar el largo trecho desde su casa a la pirámide.  Fue su primera y su última caminata por la ciudad.

    ReplyDelete
  2. Regina vivía en un pueblo muy pobre. Un día estaba caminando sola por una vereda cerca de su casita. Llevaba un vestido verde que se quedó flojo. Calzaba huaraches gastadas. Su cuerpo estaba caminando, pero su mente era a una gran trecho del pueblo.

    Hace un año estaba viviendo en la ciudad y tenía un novio guapo, Jerónimo. Siempre pasaban las noches andando uno al lado del otro. Eran rodeados de familía y amigos y tenían la intención de casarse.

    La familía de Jerónimo tenía mucho dinero. Siempre estaba muy amable con Regina, hasta que se dio cuenta de que la pareja quisiera casarse. Esa noche el padre de Jerónimo le llevó a su despacho. Dijo a su hijo que era hora de acabar con ese entusiasmo. Jerónimo respondió que no fue posible, que estaba enamorado de Regina y quisiera pasar su vida con ella. Su padre reaccionó con ira, amenazó con el puño a Jerónimo, y le gritó que se iba a desheredar si se casaba con esa campesina.

    Regina podía oír la conversación. Ella amaba a Jerónimo, pero no podía soportar hacerle daño. Salió corriendo de la casa, y se huyó hacia el pueblecito de su prima, con el corazón quebrado.

    Como todas las noches, Regina podía ver el rostro de Jerónimo, pero esa noche su rostro la parecía más claro. Se alzó los ojos. ¡Fue Jerónimo, justo en frente de ella! Corrió a sus brazos y comenzó a llorar. Nunca había sido tan feliz. Había pensado que pasaría el resto de su vida sola, pero aquí fue su querido.

    ReplyDelete
  3. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  4. Keatha,
Qué buena historia. La soberbia mandó a tu personaje a la muerte pues, siendo tan soberbia, no pudo permitirse el lujo de admitir su error. Prefirió morir y seguir siendo la número 1 en todo - como ella creía ser.
Gracias por tu historia. No encontré ningún error.
Sigue participando.

    ReplyDelete
  5. Carolyn,
    Muy bonita historia de amor imposible. A veces hay muchos obstáculos para lograr que dos enamorados logren vivir juntos, pero cuando estos obstáculos son eliminados, el amor triunfa.
    Noté en tu historia problemas con el verbo "Ser' y "Estar", cuando se conjuga en diversos tiempos. Creo que tengo que crear una tabla que explique mejor este tiempo. Prometo hacerlo una vez que esté un poco tranquilo y haya resuelto tanto cambio en mi vida.
    Por el momento, vamos a leer nuevamente tu ejercicio y veamos mis comentarios:


    "Regina vivía en un pueblo muy pobre. Un día estaba caminando sola por una vereda cerca de su casita. Llevaba un vestido verde que se (1) quedó flojo. Calzaba huaraches gastadas (2). Su cuerpo estaba caminando, pero su mente era a una gran trecho (3) del pueblo.



    Hace un año estaba viviendo en la ciudad y tenía un novio guapo, Jerónimo. Siempre pasaban las noches andando uno al lado del otro. Eran (4) rodeados de familía (5) y amigos y tenían la intención de casarse.

    
La familía de Jerónimo tenía mucho dinero. Siempre estaba (6) muy amable con Regina, hasta que se dio cuenta de que la pareja quisiera (7) casarse. Esa noche el padre de Jerónimo le llevó a su despacho. Dijo a su hijo que era hora de acabar con ese entusiasmo. Jerónimo respondió que no fue (8) posible, que estaba enamorado de Regina y quisiera pasar su vida con ella. Su padre reaccionó con ira, amenazó con el puño a Jerónimo, y le gritó que se (9) iba a desheredar si se casaba con esa campesina.



    Regina podía oír la conversación. Ella amaba a Jerónimo, pero no podía soportar hacerle daño. Salió corriendo de la casa, y se (10) huyó hacia el pueblecito de su prima, con el corazón quebrado.


    
Como todas las noches, Regina podía ver el rostro de Jerónimo, pero esa noche su rostro la (11) parecía más claro. Se (12) alzó los ojos. ¡Fue (13) Jerónimo, justo en frente de ella! Corrió a sus brazos y comenzó a llorar. Nunca había sido tan feliz. Había pensado que pasaría el resto de su vida sola, pero aquí fue (14) su querido."

    Mis comentarios:

    (1) “se” – “le”
    (2) “gastadas”- “gastados”
    (3) “era a una gran trecho”- “estaba a un gran trecho”
    (4) “Eran”- “Estaban”
    (5) “familía”- No lleva acento.
    (6) “estaba”- “era”
    (7) “quisiera”- “quería”
    (8) “fue”- “era”
    (9) “se”- “lo”
    (10) “se”- No necesitas “se”
    (11) “la”- “le”
    (12) “se” –No necesitas “se”
    (13) “Fue”- “Estaba”
    (14) “fue”- “estaba”.

    ReplyDelete