INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Thursday, January 20, 2011

Ejercicio de Lectura y Escritura del cuento "El amor que yo quería contar" de Rogelio Guedea

Para leer el cuento "El amor que yo quería contar" de Rogelio Guedea, haga clic aquí.

A partir de este año los ejercicios de ocho palabras realizados en la clase los haremos utilizando la pluma pensmart. De esta manera todos podremos ver el proceso de pensamiento que llevamos al crear la historia, y podremos escuchar las diversas opiniones del grupo en el proceso de escribirla.
Les comparto nuestro primer pencast del cuento "El amor que yo quería contar" de Rogelio Guedea. Observen el proceso que llevó el grupo para escribirlo (nacimiento de la idea, utilización del nuevo vocabulario, ajustes de palabras, etc.).
Para ver la imagen y comenzar a escuchar el audio, hagan click aquí. Una vez que ven la imagen, pueden ampliarla dando clic en la flecha naranja que se encuentra en el extremo superior izquierdo del pencast.
Creo que esta herramienta tecnológica les ayudará a recordar el proceso de escritura, pero sobretodo, les aclarará mejor algunas dudas gramaticales o de vocabulario que puedan tener.
A los profesores que vean este pencast, les recomiendo mucho que utilicen esta pensmart en sus clases. Es como transportar un poco de ciencia ficción a la vida real.

A manera de resumen, les comparto las ocho palabras que el grupo ¡Y qué me cuentas! seleccionó después de leer “El amor que yo quería contar” de Rogelio Guedea, así como la historia que escribieron usando las ocho palabras:
1. El azar
2. Detenimiento
3. Sustanciosas
4. Amorosamente
5. Centro Comercial
6. Nunca jamás
7. Cristal
8. Las promesas

La historia que el grupo !Y qué me cuentas! escribió con ellas es la siguiente:

“En un centro comercial una mujer estaba buscando, con detenimiento, un collar de cristal multicolor que le había prometido a su sobrina. Un joyero le dijo: “Por azar tenemos algo que nunca jamás ha visto”. La mujer hizo una pausa sustanciosa mientras miraba amorosamente al joyero…”

Ahora los invito a que escriban su propia historia y me la manden usando la liga de comentarios (comments) que encuentran en la parte inferior de éste “post”. En cuanto la reciba, les mandaré mis comentarios.
¡Suerte!

18 comments:

  1. Perdon, a las 9:40 hay referencia a «este verbo» que viene haciendo «regalar». El punto rojo no ayuda en este caso. Pero, en total, este sistema tiene valor.

    ReplyDelete
  2. Hay que recordar que solo lo que se escribe es lo que se ve. No todo lo que se escucha en la grabación es lo que vamos a ver escrito. Sin embargo, ayuda mucho para tener referencia de lo que hablábamos, en qué momento lo hablábamos, y las correcciones que hicimos durante el ejercicio.
    Gracias por tu comentario!

    ReplyDelete
  3. A Paul y Elenor les gustaba ir todos los fines de semana al centro comercial. Caminaban amorosamente agarrados de la mano por los corredores y tiendas, saludando a sus amigos o solamente hablando entre sí. Los novios platicaban de sus planes para el futuro y de las promesas que habían hecho el uno al otro. Se preguntaban qué aventuras les tenía esperando el azar.

    Discutían detenidamente cómo iba a prepararse cada quién para su carrera. Prometieron turnarse estudiando y trabajando hasta que los dos se licenciaran. No pensaban desviarse de su trayecto. No querían que se hiciera ningunos cambios sustanciosos a sus sueños. A los jóvenes les gustaba jurar — Vamos a estar juntos el resto de la vida. Nunca jamás nos vamos a separar.

    Uno de esos días mientras caminaban y platicaban, tropezaron por azar con Ángela, una vieja amiga de Elenor. La mujer sonrió y les felicitó por su noviazgo. — Ah — dijo emocionada. — ¡Déjame ver tu anillo de compromiso! Al extender la mano Elenor, Ángela exclamó

    — ¡Qué bonito cristal!

    La luz se le desvaneció de la cara de Elenor. Jaló en la mano de Paul y se despidió rápidamente de Ángela. Cuando se habían alejado suficientemente de su amiga, Elenor empezó a gritar.

    — ¡Cristal! Pero ¿por qué me dijiste que fuera un diamante? Entonces, aunque no se dieran cuenta en ese momento, empezaron los pequeños cambios y desvíos breves en el camino que iban a tomar Paul y Elenor.

    ReplyDelete
  4. Tras Un Cristal //
    //
    En un centro comercial //
    venden vasos de cristal. //
    Si por azar te veré //
    mi promesa te diré: //
    «Que nunca jamás tendrás //
    que fijarte de otras». //
    //
    Con detenimiento te //
    doy amorosamente //
    un sustancioso trozo //
    de mi corazón rojo, //
    para que siempre sepas //
    que tuya seré jamás. //
    //
    (¡Ah, qué raza tan apasionada!) //
    (not sure about line breaks, shown as // above)

    ReplyDelete
  5. Crud, Ramón, the last word was supposed to be "nomás" (just), not "jamás" (never). Also, did I accent the last "o" in "corazón"?

    ReplyDelete
  6. En el centro commercial, había una tienda de mascotas. Todos los sabados Marlena fue al centro para mirar con detenimiento los perritos al otro lado del cristal. Un día, por azar, vio a un pequeño perrito blanco con el pelo rizado. Ella lo miró amorosamente.

    Esa noche, en casa, le dijo a su papá sobre el cachorro. “Cómpramelo, por favor,” pidió a su papá.

    “¡No! Te dijiste que no permito perros en la casa,” gritó su papá.

    ”Pero, Papá, ¡recuerda tu promesa! Tu me prometió un mascota,” lloró Marlena. “¡No es justo!”

    “¡No voy a comprar un perro!,” respondió su papá. “No tienen un valor sustancioso y están sucios. Tu no vas a esa tienda otra vez. ¡Nunca jamás!”

    ReplyDelete
  7. Highland Mall, el centro comercial más cerca de mi casa, se está muriendo. No hay otra razón que el azar. Las cosas cambian y ya no es un lugar para "ser visto". Sin embargo, hace viente años, cuando mi hijo tenía cuatro años, era una gran caja llena de promesas. Podíamos escoger una comida sustanciosa del buffet de Wyatt's, con su mesa mágica de postres. Podíamos ver a los cachorros en sus jaulas al otro lado del cristal mientras ellos nos miraban amorosamente. Podíamos quedarnos por horas en la librería mientras que mi hijo miraría un libro con detenimiento, porque él sabía que yo no iba a comprárselo. Pero ahora, Highland Mall es como un lugar de fantasmas. Nunca va a volver a ser un castillo de sueños y mi hijo nunca va a volver a ser niño. Nunca jamás.

    ReplyDelete
  8. Hola Jessica,
    Recibí tu ejercicio en mi correo electrónico. Muy buena historia de bailarinas, ambiente escolar y sueños que pueden cumplirse con mucho empeño y dedicación.
    Leamos tu cuento y luego mis comentarios:

    "Todas las otras bailerinas (1) chiquitas como yo estaban (o estuvieron?) (2) dormidas. Yo, por el otro lado, estaba (o estuve?) (3) completamente despierta y no podía (o pude?) (4) dormir porque escuchaba muchos ruidos en la escuela y, además, había sido un día muy emocionante. Así, me decidí por levantarme. Caminé de puntillas en (5) mis zapatillas por el pasillo. Los ruidos que había oído venían desde la sala de ensayo. Estaba ansiosa por mirar las bailerinas más advanzadas de nuestra escuela, que vivían y respiraban por bailar. Por una ventana pude espiarles y pareció que no me advirtieron a mí (6). Estudié el baile con detenimiento y soñaba de (7) bailar tan maravillosamente como ellos (8). Pero pensé que yo nunca fuera (9) a tener una estructura de músculos tan sustanciosa. De repente caminaba una maestra inesperadamente a la puerta (10) para salir al pasillo, y yo regresé corriendo a la sala de dormir.
    La próxima (11) mañana mi mama (12) me recogió a (13) la escuela de baile. Le conté de lo que vi en la noche, y de lo tanto (14) que me encantaría bailar como esas bailarinas. “No vas a tener éxito (to succeed?) por azar. Hay que ensayar mucho,” me consultón (15) mi mama amorosamente."

    Mis comentarios:
    (1) “bailerinas”- “bailarinas”
    (2) “estaban (o estuvieron?)” – “estaban”
    (3) “estaba (o estuve?)” – estaba
    (4) “podía (o pude?)” – “podia”
    (5) “en” – “con”
    (6) “no me advirtieron a mí” – “no me vieron” o “no se dieron cuenta que yo estaba ahí”.
    (7) “de” – “con”
    (8) “ellos” – “ellas”
    (9) “fuera” – “iba”.
    (10) “De repente caminaba una maestra inesperadamente a la puerta” – Podría decirse que “de repente” e “inesperadamente” son sinónimos. Escoge solo uno de ellos. El verbo “caminar” debe esar conjuagdo en pretérito no en imperfecto.
    (11) “la próxima” – “la siguiente”
    (12) “mama” – faltó el acento.
    (13) “a” – “en”
    (14) “tanto” – no hace falta que uses esta palabra
    (15) “consultó” – “dijo”.
    Gracias por participar!

    ReplyDelete
  9. Keatha,
    ¡Excelente! Solo encontré un pequeño error en tu escrito, y es tan mínimo, que no afecta en nada la historia. Sin embargo, creo que faltó algo en la historia para concluirla. Creo que cuando la subiste al blog no copiaste la última parte de la misma por que el lector no sabe qué fue lo que exclamó Ángela. Nos dejaste con la curiosidad.

    Leamos la historia, fíjate en el final que pusiste, y luego dime si así es como termina la historia.
    Al final hay un pequeño comentario de gramática.


    “A Paul y Elenor les gustaba ir todos los fines de semana al centro comercial. Caminaban amorosamente agarrados de la mano por los corredores y tiendas, saludando a sus amigos o solamente hablando entre sí. Los novios platicaban de sus planes para el futuro y de las promesas que habían hecho el uno al otro. Se preguntaban qué aventuras les tenía esperando el azar.

Discutían detenidamente cómo iba a prepararse cada quién para su carrera. Prometieron turnarse estudiando y trabajando hasta que los dos se licenciaran. No pensaban desviarse de su trayecto. No querían que se hiciera (1) ningunos cambios sustanciosos a sus sueños. A los jóvenes les gustaba jurar — Vamos a estar juntos el resto de la vida. Nunca jamás nos vamos a separar.

Uno de esos días mientras caminaban y platicaban, tropezaron por azar con Ángela, una vieja amiga de Elenor. La mujer sonrió y les felicitó por su noviazgo. — Ah — dijo emocionada. — ¡Déjame ver tu anillo de compromiso! Al extender la mano Elenor, Ángela exclamó”

    Mi comentario:
    (1) “hiciera” – Este verbo debe ir en plural porque los adverbios, adjetivos y sujetos que usas posteriormente en la frase son en plural.
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  10. Ron,
    ¡Ahora hasta en compositor te convertiste! No cabe duda que estos ejercicios que hacemos nos permiten hacer volar nuestra imaginación y crear nuestra forma propia de expresión.
    No encontré ningún error de gramática y ya incluí la palabra “nomás” en ves de jamás, como dijiste en tu segundo mensaje. Solo tengo una duda. A qué te refieres cuando dices:
    
«Que nunca jamás tendrás //

    que fijarte de otras». //
    Veamos que dicen los demás compañeros.


    Tras Un Cristal //
    
//

    En un centro comercial //

    venden vasos de cristal. //

    Si por azar te veré //

    mi promesa te diré: //
    
«Que nunca jamás tendrás //

    que fijarte de otras». //
    
//

    Con detenimiento te //

    doy amorosamente //
    
un sustancioso trozo //
    
de mi corazón rojo, //

    para que siempre sepas //
    
que tuya seré nomás. // 

    //

    (¡Ah, qué raza tan apasionada!) // 
(not sure about line breaks, shown as // above)

    ReplyDelete
  11. Carolyn,
    Pobre niña. Se quedó sin su perrito. Yo que soy un amante de los perros no puedo entender por qué mucha gente no solo no los quiere en su casa sino que los maltrata. Afortunadamente habemos algunos que los queremos y apapachamos, algunas veces, hasta exageradamente.

    Leamos tu historia y luego mis comentarios:

    “En el centro commercial (1), había una tienda de mascotas. Todos los sabados (2) Marlena fue al centro para mirar con detenimiento los perritos al otro lado del cristal. Un día, por azar, vio a un pequeño perrito blanco con el pelo rizado. Ella lo miró amorosamente.

Esa noche, en casa, le dijo a su papá sobre el cachorro. “Cómpramelo, por favor,” pidió a su papá.

“¡No! Te dijiste (4) que no permito perros en la casa,” gritó su papá.

”Pero, Papá, ¡recuerda tu promesa! Tu (5) me prometió (6) un mascota,” lloró Marlena. “¡No es justo!”

“¡No voy a comprar un perro!,” respondió su papá. “No tienen un valor sustancioso y están sucios. Tu (7) no vas a esa tienda otra vez. ¡Nunca jamás!”

    Mis comentarios:

    (1) “commercial” – “comercial”.
    (2) “sabado” – Faltó acento.
    (3) “fue” – “iba”. En esta oración el verbo “ir” debe ser conjugado en imperfecto y no en pretérito porque hablas de una acción habitual que sucedía en el pasado.
    (4) “te dijiste” – “Te dije”.
    (5) “Tu”- Faltó acento porque es pronombre personal.
    (6) “me prometió” – “me prometiste”.
    (7) “Tu”- Mismo que número 5
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  12. Debbie,
    ¡Que triste historia! Me hizo pensar en el hotel en el que trabajé en México. Comencé a trabajar ahí cuando tenía 18 años y lo dejé cuando tenía 23. Fue un lugar en el que hice muchos amigos y fue el lugar que me ayudó a hacer la transición de joven a adulto, en todos los sentidos. Es un lugar que quise mucho. Hace dos años, en una de mi visitas a México, me di cuenta que estaba cerrado. Solo los fantasmas y los recuerdos lo habitaban. Verlo gris y oscuro me hizo sentir muy triste. El inmueble fue vendido y comprado por la cadena de hoteles Marriott. El día de hoy ha recobrado su vida. Lo han remodelado y se ve que lo dejaron muy bien, pero no he podido entrar a verlo. Aunque lo rescataron de la ruina, ya no es el mismo lugar en el que yo trabajé. Ese lugar solo existe ahora en mis recuerdos. Después de este momento nostálgico, ahora leamos tu historia y luego mis comentarios:

    “Highland Mall, el centro comercial más cerca de mi casa, se está muriendo. No hay otra razón que el azar. Las cosas cambian y ya no es un lugar para "ser visto". Sin embargo, hace viente (1) años, cuando mi hijo tenía cuatro años, era una gran caja llena de promesas. Podíamos escoger una comida sustanciosa del buffet de Wyatt's, con su mesa mágica de postres. Podíamos ver a los cachorros en sus jaulas al otro lado del cristal mientras ellos nos miraban amorosamente. Podíamos quedarnos por horas en la librería mientras que mi hijo miraría (2) un libro con detenimiento, porque él sabía que yo no iba a comprárselo. Pero ahora, Highland Mall es como un lugar de fantasmas. Nunca va a volver a ser un castillo de sueños y mi hijo nunca va a volver a ser niño. Nunca jamás.”
    Mis comentarios:

    (1) “viente” – “veinte”.
    (2) “miraría” – “miraba”.
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  13. Keatha,
    SORRY!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Yo fui el que no copió toda tu historia. Me puse a revisar los ejercicios y encontré el final de la historia. Te doy una disculpa.
    Leamos esa parte de la historia y luego mis comentarios.

    "— ¡Qué bonito cristal!


    La luz se le (2) desvaneció de la cara de Elenor. Jaló en (3) la mano de Paul y se despidió rápidamente de Ángela. Cuando se habían alejado suficientemente de su amiga, Elenor empezó a gritar.
    

— ¡Cristal! Pero ¿por qué me dijiste que fuera (4) un diamante? Entonces, aunque no se dieran cuenta en ese momento, empezaron los pequeños cambios y desvíos breves en el camino que iban a tomar Paul y Elenor."

    Mi comentario:
    (2) “se le” – “se”.
    (3) “en” – “de”
    (4) “fuera” – “era”.
    Gracias por participar!

    ReplyDelete
  14. Dijo Marisól a su mamá, "Mi novio Miguel me hizo una promesa que iba al centro comercial para comprarme un anillo con un cristal muy bonito."

    La mamá le respondió a Marisól, "No entiendo, mi hija; un novio que quiere impresionar amorosamente a su novia la regalaría un diamante o al menos una esmeralda, no sólo un cristal. Si aceptas algo barato de Miguel, eso significa una obligación de tu parte, y casí no podras devolverlo nunca jamás."

    Marisól no sabía hacer con estos consejos. El día siguiente, al azar vio a Miguel en una joyería del centro. Ella se detuvo allí, y se escondió cerca de la puerta para oir la conversación. Miguel estaba diciendo al joyero, "Le quiero mucho a Marisól y estoy ahorrando dinero para comprarla un diamante sustanciosa, pero ahora quisiera regalarla algo lindo cómo un símbolo de mi amor.

    El joyero lo entendió bien, y buscó con detenimiento en su tienda. En fin él le recomendió a Miguel que comprara unos aretes de oro y de cristal azul. Los compró; los envolvió con un cinta muy linda, y el día siguiente los regaló a Marisól. Ella fingió su sorpresa (porque ya sabía que había comprado). Todos admiraban los aretes, y se sintían muy felices, incluiendo la mamá.

    ReplyDelete
  15. Yo estoy apprendiendo como maneja el auto. Sin licensia del manejo, no podría salir a Centro Comercial para comprar algo o al club por musica vivo. Ha sido muy difícíl. Lo manejo con detenimiento, pero no puedo hacer a la izquierda o a la derecha. Mi esposo es sólo mi deseo para las clases de manejo. Yo pedí mi esposo amorosamente, "Mi Amor, puedes darme las clases de manejo" "OK." El me prometió a dar las clases de manejo.

    Mi suegra Cristal siempre me daba un ride y ahora es mi turno de maneja. “Tu puedes hacerlo. Yo te creo.” Dijo Cristal. Las palabras de Cristal fueron muy sustanciosas.

    Desupués de las clases con mi esposo, todavía no puedo mover el auto como yo queiro. Yo quiero hacer izquierda o la derecha. Sólo una vez…Desafortunadamente, el azar nunca pasó a mi.
    Yo nunca jamás tenía éxito de hacer a la izquierda o a la derecha.
    ¡No voy a darse de baja! Un día……..

    ReplyDelete
  16. Juanita,
    Finalmente el novio no le regaló diamantes porque era un novio pobre. Pero que bueno que en la historia lo importante es el amor que él siente por la novia y la fomra en la que intenta demostrarle su amor por un regalo, por modesto que sea. ¡Buena historia!
    Ahora leamos nuevamente tu hisotiea y luego mis comentarios:

    “Dijo Marisól (1) a su mamá, "Mi novio Miguel me hizo una promesa; que iba al centro comercial para comprarme un anillo con un cristal muy bonito."

La mamá le respondió a Marisól, "No entiendo, mi hija; un novio que quiere impresionar amorosamente a su novia la (2) regalaría un diamante o al menos una esmeralda, no sólo un cristal. Si aceptas algo barato de Miguel, eso significa una obligación de tu parte, y casí no podras (3) devolverlo nunca jamás."

Marisól no sabía hacer (4) con estos consejos. El día siguiente, al azar, vio a Miguel en una joyería del centro. Ella se detuvo allí, y se escondió cerca de la puerta para oir la conversación. Miguel estaba diciendo al joyero, "Le quiero (5) mucho a Marisól y estoy ahorrando dinero para comprarla(6) un diamante sustanciosa (7), pero ahora quisiera regalarla (8) algo lindo cómo un símbolo de mi amor. 

El joyero lo entendió bien, y buscó con detenimiento en su tienda. En (9) fin él (10) le recomendió (11) a Miguel que comprara unos aretes de oro y de cristal azul. Los compró; los envolvió con un cinta muy linda, y el (12) día siguiente los (13) regaló a Marisól. Ella fingió su sorpresa (porque ya sabía que había (14) comprado). Todos admiraban los aretes, y se sintían (15) muy felices, incluiendo (16) la mamá.”
    Mis comentarios:

    (1) Marisól – “No lleva acento”.
    (2) “la” – “le”.
    (3) “podras” – “Faltó acento”.
    (4) “sabía hacer” – “sabía qué hacer”.
    (5) “Le” – No hace falta poner “Le”.
    (6) “comprarla” – “comprarle”.
    (7) “sustanciosa” – “sustancioso”.
    (8) “regalarla” – “regalarle”.
    (9) “En” – “Al”.
    (10) “él” – “él joyero”. Es preferable decir de quién se trata porque comienzas una nueva oración.
    (11) “recomendió” – “recomendó”.
    (12) “el” – “al”.
    (13) “los” – “se los”
    (14) “que había” – “que los había”.
    (15) “sintían” – “sentían”.
    (16) “incluiendo” - “incluyendo”.
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  17. Yoko,
    ¡Muy bien yoko! Esta es una historia que inspira las ganas de seguir adelante con un proyecto hasta realizarlo, y no dejarse vencer por no tener éxito en los primeros intentos. Podría decir que es una metáfora del aprendizaje del español. Aunque tengamos errores hay que seguir adelante, porque solo la práctica hace al maestro. Felicidades!
    Ahora leamos tu historia y luego mis comentarios:

    “Yo estoy apprendiendo (1) como maneja (2) el auto. Sin licensia (3) del (4) manejo, no podría salir a (5) Centro Comercial para comprar algo o al club por musica vivo (6). Ha sido muy difícíl. Lo manejo con detenimiento, pero no puedo hacer a la izquierda o a la derecha. Mi esposo es sólo mi deseo para las clases de manejo (7). Yo pedí mi (8) esposo amorosamente, "Mi Amor, puedes darme las clases de manejo" "OK." El (9) me prometió a (10) dar las clases de manejo. 

Mi suegra Cristal siempre me daba un ride (11) y ahora es mi turno de maneja (12). “Tu (13) puedes hacerlo. Yo te creo.” Dijo Cristal. Las palabras de Cristal fueron muy sustanciosas.

Desupués (14) de las clases con mi esposo, todavía no puedo mover el auto como yo queiro (15). Yo quiero hacer izquierda o la derecha (16). Sólo una vez…Desafortunadamente, el azar nunca pasó a mi (17). 
Yo nunca jamás tenía (18 éxito de hacer a la izquierda o a la derecha (19). 
¡No voy a darse de baja! (20) Un día……..”


    (1) “apprendiendo” – “aprendiendo”.
    (2) “maneja” – “manejar”.
    (3) “licensia”- “licencia”.
    (4) “del” – “de”.
    (5) “a” – “al”.
    (6) “por musica vivo”- “para escuchar música en vivo”.
    (7) “Mi esposo es sólo mi deseo para las clases de manejo”- No entendí qué es lo que quieres decir con esta frase.
    (8) “Yo pedí mi esposo” –“Yo pedí a mi esposo”.
    (9) “El”- Falta acento.
    (10) ”a” - “no necesitas la preposición “a””.
    (11) “ride” – la palabra es español que usamos para decir “ride” es “aventón”.
    (12) “maneja” – “manejar”.
    (13) “Tu”- Faltó acento.
    (14) “Desupués”- “Después”.
    (15) “queiro”- “quiero”.
    (16) “Yo quiero hacer izquierda o la derecha”- “yo quiero girar a la derecha o a la izquierda”.
    (17) “el azar nunca pasó a mi”- No me quedó claro qué es lo que quieres decir en esta frase.
    (18) “tenía” – “tuve”.
    (19) Mismo que (16).
    (20) “
¡No voy a darse de baja!” – “¡No voy a darme por vencida!”
    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  18. Yo escribí un cuento pero no he vista en la pagina. Que ocurrió?

    ReplyDelete