INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Thursday, February 2, 2012

Ejercicio de Lectura y escritura de "La puerta condenada" de Julio Cortazar

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio, haga clic aquí.

Aquí están las 8 palabras que escogimos de «La puerta condenada»:

1. El ascensor – elevator
2. El ciempiés – centipede
3. Las pantuflas – slippers
4. Chicotear – to click, slap, whip
5. Acostarse – to lie down, go to bed
6. Adosado a – backed against
7. La percha – hanger
8. El escritorio – office, desk

Sigue el cuento que escribimos en forma grupal:

"Me puse las pantuflas antes de acostarme. Oí el ascensor y gente andando como ciempiés. Ese chicoteo me mantuvo despierto y tenía que llegar al escritorio a las siete de la mañana. Adosé a la puerta el armario con las perchas colgando adentro. Entonces dormía mejor pero no podía salir por la puerta."

_______________________________________________________

Hola a todos!

Gracias por mandar su cuento grupal. Por favor lean mis comentarios en el link correspondiente (comments) y suban sus ejercicios usando el mismo link.
De igual forma invito a cualquier persona que quiera hacer este ejercicio para que lo mande por este medio. ¡Anímense a participar!

Saludos.

Ramón

9 comments:

  1. Todos los seres

    Vi un ciempiés en mi escritorio. Antes, lo hubiese matado con un golpe de mi pantufla. Hoy, creo que todos los seres merecen gozar de su vida, sea ella larga o breve. Basta de amenazar o chicotear a los que nos estorban. Con esmero, lo atrapé en un vaso de cristal; lo llevé por el ascensor a cerca de las plantas creciendo al lado de la acera. Regresé a mi estudio; colgué mi chaqueta en una percha adosada a la puerta del baño; y procedí a acostarme. Tarareé “Qué haya paz en el mundo, y qué empiece conmigo”. Yo duermo bien. ¿Y tú?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ron,
      Tienes razón en cuanto a que debemos respetar la vida y un ciempiés tiene la suya. A veces estos insectos no son de nuestra predilección pero, en lugar de matarlo, debemos de "invitarlos" a salir de casa. A veces los periódicos enrollados ayudan para transportarlos a la puerta para que sigan su vida en la calle.

      Con respecto a tu historia, solo tengo un comentario. En la frase: "...llevé por el ascensor a cerca de las plantas..." usaste la preposición "a" que no se necesita usar. Quitándosela queda la historia bien construida.
      Saludos y ¡gracias por participar!

      Delete
  2. Parece que el verbo “adosar” conjugado en pluscuamperfecto de indicativo en tercera persona -habían adosado- resultó un poco confuso, aunque creo que comprendieron su significado. El diccionario de la Real Academia de la Lengua define la palabra adosar como: 1. Poner una cosa, por su espalda o por los lados, contigua a otra o apoyada en ella. y 2. Colocar espalda con espalda, En el cuento “La puerta condenada” de Julio Cortazar, se utiliza en ese sentido. Sin embargo, al momento de traducirla es un poco dificil y en ese sentido, es mejor traducirla en el contexto de la oración.
    La oración a la que me refiero es: “Era un armario ya viejo, y lo habían adosado a una puerta que daba a la habitación contigua”. La forma de traducir “adosado” que creo que mejor se ajusta a este sentido es: “had leaned” o “had attached”, no “backed against” que ustedes propusieron. Intenten traducir dicha oración al inglés; jueguen con las traducciones que tenemos y comenten con cuál creen que funciona mejor. Pongan sus ejemplos aquí para que todos los discutamos y aprendamos unos de los otros. Saludos. Ramón.

    ReplyDelete
  3. Ramón,
    Aquí está mi intento para traducir la oración.
    (Como yo lo entendí) It was a quite old wardrobe, and they had backed it against a door that led into the next room.

    (Traducción que encontré en
    http://deeblog.squarespace.com/journal/2011/4/28/la-puerta-condenada-part-1.html ) It was quite an old wardrobe, and it had been placed against a door that led into an adjoining room.

    No estoy segura cuál es la mejor traducción, pero tengo la imagen del armario usado como muebles que he visto en casas y hoteles para esconder una puerta o una ventana. Me gustó este cuento de Cortázar.
    Pobre puerta, que ya no tiene la “vida” de antes.

    ReplyDelete
  4. Ana había estado en el hospital. Acababa de regresar esta tarde. Estaba cansada, así que fue a su dormitorio. Un armario estaba adosado contra la pared. Puso su bata en una percha adentro, se quitó las pantuflas, y se acostó. Antes de dormirse, miró el marcador de libro que su hija había decorado con un dibujo de un ciempiés. Lo puso en su libro.

    Dos horas después, se levantó y fue caminando por el pasillo del hospital. Vio a la enfermera bajarse del ascensor. La empujó en una oficina donde había un escitorio y empezó a chicotearla.

    – ¡Déjeme pasar! Imploró la enfermera.

    – ¡No!, – respondió Ana. – ¡Hay ciempiés en mi cama y me van a matar¡

    – Ana, Ana, mi amor. ¿Qué pasa? – dijo su marido. – Todo está bien. Es sólo una pesadilla.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Carolyn,
      Debe ser un poco espantoso soñar con ciempiés en la cama. Aunque como dice Ron, hay que dejar que estos animalitos vivan, creo que si soñamos con muchos ciempiés invadiendo nuestra cama, se nos va a olvidar la amabilidad de dejarlos vivos y correremos por una escoba u otro artefacto para sacarlos de allí a como de lugar. ¡Ya siento sus patitas encima de mí!!!!!!
      Por otro lado, me da gusto que hayas usado la palabra "ciempiés" en plural. La forma en la que la escribiste es la correcta ya que no cambia. Es la misma palabra en singular y en plural. Tu ejemplo nos ayuda a aprender mejor esta palabra.
      ¡Felicidades y sigue participando!

      Delete
  5. Yo no sé donde you puedo entregar mi cuento en tu blog:) Escribí un cuento hoy. Es posible que subas mi cuento en tu blog?

    ¡Tenga una gran semana!

    Yoko

    Mi cuento

    Yo pensaba que mi vida era perfecta.

    “Yo estoy satisfecha con mi vida. Primero, yo tengo mi propia casa adosada que yo compré hace dos años. Mi casa es una casa limpia. No es posible que vea insecto como ciempiés dentro de mi casa.

    Me acuesto a las cinco en la mañana y me pongo las pantuflas azules. Desayuno tea japonesa con arroz y sopa de miso. Después, me siento al escritorio y empiezo a hacer mi trabajo. A veces me siento frío y pongo mi chaqueta. Mi ropa se cuelga perfectamente en percha y no necesito tener tiempo para buscarla.
    Yo no uso los ascensores fuera de mi casa porque es mejor que suba en la escalera para llegar el lugar en tiempo. No prefiero esperar por ascensor. Me chicoteo los caracoles todo el tiempo porque no quiero que gaste mi tiempo variable.”

    De repente mi vida perfecta ha cambiado. No necesité una magia. Fue la canción se llama “Un día normal” por Juanes. Se dice “Un día normal, caminaré despacio”. Me pregunté que mi vida sería diferente si yo caminara despacio.

    Recientemente estoy más relajada. ¿Escuchaste alguien cantando la nueva canción de Juanes? Canto terrible como yo no soy perfecta.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Yoko,

      Lo que más me llamó la atención de tu historia es lo que dices que desayunas. Supongo que este tipo de desayunos son parte de la costumbre de tu país de origen, ¿no es así? Yo, por ejemplo, tengo que desayunar huevo, y si es huevo a la mexicana o huevos rancheros, mejor. ¿Ya has probado los “chilaquiles”? Eso también lo desayunamos los mexicanos aunque sean un poco pesados para el estómago. Si no los has desayunado, te aconsejo que vayas a alguno de los restaurantes Tex-Mex de Austin y los pidas. Te van a encantar.

      Ahora releamos tu historia y luego leamos mis comentarios:

      “Yo estoy satisfecha con mi vida. Primero, yo tengo mi propia casa adosada (1) que yo compré hace dos años. Mi casa es una casa limpia. No es posible que vea insecto como ciempiés dentro de mi casa.

      Me acuesto (2) a las cinco en la mañana y me pongo las pantuflas azules. Desayuno tea (3) japonesa (4) con arroz y sopa de miso. Después, me siento al escritorio y empiezo a hacer mi trabajo. A veces me siento frío (5) y pongo (6) mi chaqueta. Mi ropa se cuelga (7) perfectamente en percha (8) y no necesito tener (9) tiempo para buscarla.

      Yo no uso los ascensores fuera de mi casa porque es mejor que suba en la escalera para llegar al lugar en (10) tiempo. No prefiero esperar por ascensor (11). Me chicoteo los caracoles todo el tiempo porque no quiero que gaste mi tiempo variable.” (12)

      De repente mi vida perfecta ha cambiado. No necesité una magia. Fue la canción se (13) llama “Un día normal” por Juanes. Se dice (14) “Un día normal, caminaré despacio”. Me pregunté que mi vida sería diferente si yo caminara despacio.

      Recientemente estoy más relajada. ¿Escuchaste alguien cantando la nueva canción de Juanes? Canto terrible como yo no soy perfecta (15).

      Mis comentarios:

      (1) “adosada”- Esta palabra no es correcta en la oración. Creo que deberías cambiarla. Lee, por favor, mi comentario respecto a esta palabra en esta sección de comentarios.
      (2) “acuesto”- Por lo que dices posteriormente, creo que quisiste decir “despierto” en lugar de “acuesto”.
      (3) “tea”- “té”
      (4) “japonesa”- “japonés”
      (5) “me siento frío”- “siento frío” (en este caso, “sentir frío”, no se conjuga como verbo reflexivo, por eso solo se dice, “siento frío”)
      (6) “pongo”- “me pongo” ( este es un caso contrario al punto anterior. En este caso, “poner” sí se conjuga como verbo reflexivo y es por eso que necesita el pronombre reflexivo “me”.
      (7) “se cuelga”- “cuelga” (En este caso tampoco se conjuga el verbo “colgar” como reflexivo, por eso no necesita el pronombre reflexivo “se”)
      (8) “percha”- “perchas” (plural)
      (9) “tener”- Creo que quisiste decir “perder”.
      (10) “en”- “a”
      (11) “No prefiero esperar por ascensor”- Creo que quedaría mejor si inviertes las palabras: “Prefiero no esperar por el ascensor”.
      (12) “Me chicoteo los caracoles todo el tiempo porque no quiero que gaste mi tiempo variable” – Yoko, esta oración no me quedó clara. ¿Podrías tratar de escribirla de nuevo?
      (13) “canción se…”- canción que se…”
      (14) “Se dice”- “Dice” (no necesitas el pronombre reflexivo).
      (15) “Canto terrible como yo no soy perfecta”- A lo mejor esta oración quedaría mejor de esta manera: “Canto terrible porque no soy perfecta”.
      ¡Gracias por participar!

      Delete
  6. Keatha,
    Este es tu ejercicio que mandaste hace unas semanas. Lo copié de mi correo electrónico y publiqué aquí para que vaya en secuencia de los ejercicios.

    Tu ejercicio está muy bien. Una de las ocho palabras que usaste me llamó la atención por la forma en la que la usaste: "apabullar". Al principio pensé en sugerirte que la quitaras pues sentí que no iba con la historia, pero después de reflexionar un poco, me di cuenta que está bien usada. Simplemente yo nunca pensé en la posibilidad de que un ciempiés quedara "apabullado". Me encantó la imagen!!!!!
    Tu ejercicio es el siguiente:

    "A pesar de haberme acostado muy tarde la noche anterior, esa mañana fuí la primera en llegar a mi escritorio. Después de que el ascensor me dejó en el segundo piso, entré a la oficina e inmediatamente di un grito de terror. Adosada a la puerta, seguía gritando a voz en cuello.

    Desesperadamente agarré una percha del estante para defenderme. Allá a unas pulgadas de mi pie, ¡había un ciempiés! ¡No-o-o-o! No podía pisarlo porque en ese momento me di cuenta de que había llegado a la oficina todavía llevando puestas mis pantuflas.

    Respiré hondamente. – Piensa. Piensa, me dije. Entonces me quité una pantufla y con un chicoteo punzante apabullé al asqueroso intruso. "

    Gracias por participar.

    ReplyDelete