INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Tuesday, April 23, 2013

Ejercicio de lectura y escritura de "Un día de estos" de Gabriel García Márquez

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio haga clic aquí.

Esta semana el grupo de ¡ Y qué me cuentas! en Cambridge, MA leímos el cuento "Un día de estos" de Gabriel García Márquez. Como fue la primera vez que los alumnos hacían este ejercicio grupal hubo un poco de dificultad en dejar soltar la imaginación, pero finalmente lograron escoger sus ocho palabras y escribir un pequeño relato con ellas.

Comparto con ustedes el ejercicio, esperando que se animen y suban sus propios ejercicios en el enlance que dice "comments".

1. Destemplado
2. Postiza
3. Un tiro
4. Gaveta
5. lagrimas
6. Displicente
7. Gallinazos
8. Suspiro

Aquí está la historia que se escribió con estas ocho palabras:

"La gaveta estaba llena de lágrimas. Los gallinazos destemplados daban grandes suspiros porque no podían beberlas. Un gaucho displicente con una mano postiza dio un tiro contra los gallinazos que cayeron dentro de la gaveta llena de lágrimas donde por fin pudieron beberlas."


3 comments:

  1. La gaveta estaba llena de lágrimas. El alcalde hizo un esfuerzo sobrehumano para aguantar el dolor de la muela extraída y volvió a secarse las lágrimas, que seguían brotando de sus ojos, con el trapo que el dentista acababa de pasarle con un gesto displicente. Aunque no quisiera darle crédito a lo que veía, constató que, de hecho, el dentista tenía guardado un revólver en la gaveta.

    "Pero, ¿acaso sería capaz de pegarme un tiro este pobre diablo?" se preguntó antes de dar un suspiro y ponerse de pie para abandonar aquel lugar siniestro y poco acogedor.

    Sólo entonces se dio cuenta de los dos gallinazos afuera que lo observaban, igual que el dentista, sin quitarle los ojos de encima. De repente, uno de los pajarracos emitió un chillido agudo y destemplado, así dando pie a un castañeteo espeluznante generado por todas las dentaduras postizas esparcidas por el gabinete. El alcalde estaba temblando--por el dolor, y también por el miedo. Reparó en que la gaveta estaba, otra vez, llena de lágrimas. Volvió a desplomarse en la silla y se quedó mirando al techo. Acto seguido, se abrió el cielorraso y se oyó un estrepito ensordecedor precedido por el breve destello de un rayo. Echaron a volar los gallinazos. Derramaron las lágrimas. Y se cerró la gaveta.

    "Ahora todos aquellos muertos pueden descansar en paz", dijo el dentista, entre dientes y sin siquiera mirar a su hijo, quien había interrumpido, sobrecogido y lívido de color, en el gabinete de su padre.

    ReplyDelete
  2. George,
    Solo puedo decir una palabra a tu cuento... ¡¡WOW!! Excelente manejo del realismo mágico y el horror.

    Solo tengo dos comentarios. En tu oración: " Reparó [el alcalde] en que la gaveta estaba, otra vez, llena de lágrimas", al decir "otra vez" implica que quizá la gaveta se había ya vaciado de las lágrimas pero se llenó una segunda vez de ellas, pero en tu cuento no vimos en qué momento se vació de las lágrimas.
    Mi otra observación es cambiar la conjugación que usaste del verbo "querer" (quisiera) por quería.
    Todo lo demás está muy bien. ¡Felicidades y gracias por participar!

    ReplyDelete
  3. Hola Ramón,

    Gracias a TÍ por tu comentario benévolo y alentador, aunque el cuento que me inventé no se lo merezca.

    Para aclarar la razón de mi uso de "otra vez": la gaveta se había vaciado, simbólicamente hablando, cuando el alcalde se secó las lágrimas de sus ojos con el trapo. Pero sus ojos (y, por lo tanto, la gaveta) se llenaron de lágrimas otra vez cuando, además del dolor, se apoderó de él ese pavor al comprobar la existencia del revólver en la gaveta y, encima, al hallarse en ese ambiente de mal augurio.

    Por otra parte, leyendo el cuento otra vez, me di cuenta de que me había equivocado al escribir "interrumpido" en el último párrafo en vez de teclear el correcto "irrumpido".

    Un saludo afectuoso

    ReplyDelete