INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Tuesday, April 30, 2013

Ejercicio de lectura y escritura de "Fonchito y la Luna"de Mario Vargas Llosa

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio haga clic aquí.
¡Hola!

Esta semana leímos en el grupo de ¡Y qué me cuentas! en Cambridge, MA., el cuento "Fonchito y la Luna" de Mario Vargas Llosa. De igual forma pudimos disfrutar el video de la aceptación del Premio Nobel de Literatura 2010 de este escritor, mismo que ustedes pueden ver en la sección de este blog dedicada a Vargas Llosa.

El ejercicio que se realizó durante la clase fue interesante. Se creó una historia muy corta, usando la mitad de las ocho palabras en la primera oración. Durante la clase se discutió si se debía escribir una historia tan corta. La mejor respuesta está en los microrrelatos que escriben muchos escritores de ficción. No olvidemos que Augusto Monterroso escribió "El dinosaurio"(Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí) un microrrelato de solo siete palabras que sigue siendo motivo de estudio por los especialistas de literatura.

Por otra parte, esta semana va a ser la primera semana que tres grupos leeremos el mismo cuento en tres diferentes locaciones. Además de nosotros en Cambridge, lo leerá el grupo de ¡Y qué me cuentas! en Austin, TX., y el Meet up de Español en Ashville, North Carolina. Espero que los grupos se animen y me manden sus ocho palabras y el ejercicio que escriban con ellas. Será interesante ver los resultados de creación colectiva realizado por tres diferentes grupos de un mismo cuento.

Y sin más preámbulo, comparto con ustedes el ejercicio que se realizó en Cambridge, MA:
Las palabras elegidas fueron:

1. Azotea
2. Ruborizarse
3. Embobado
4. Pícaro
5. Agradecido
6. Anochecer
7. Tez
8. Golpear

La historia creada es la siguiente:

"La tez del pícaro se ruborizó porque había cerrado la puerta de la azotea y no podía bajar. Golpeó la puerta porque tenía que llegar a la fiesta antes del anochecer. Por fin su hermano, embobado, abrió la puerta y el pícaro se sintió agradecido."

¡Sigan participando!

Mayo 5, 2013
Y como lo prometido es deuda, comparto con ustedes el mensaje que nos envió el grupo de Austin, Texas y su ejercicio. Lo interesante es que coincidieron en dos palabras con el grupo en Cambridge. Leamos el mensaje, y la historia que escribieron:

Al grupo "¿Y qué me cuentas?" de Austin nos gustó el cuento "Fonseco y la luna." También nos gustó escribir nuestro cuento usando las 8 palabras que escogimos del texto.

Aquí están nuestras 8 palabras:

1. Respingar
2. Balde-regadera
3. Señalaba
4. Golpeándole
5. Azotea
6. Embobado
7. Respuesta
8. Exigencia

Lo que sigue es el cuento que escribimos juntos:

"Cuando estalló el incendio en la azotea mi hermano estaba embobado y trató de apagarlo con un balde-regadera. No pudo, pero en la exigencia del momento, su respuesta fue agarrar mi mejor abrigo y golpeando el fuego con él por fin lo apagó.

Eso señalaba que necesito un nuevo abrigo. Mi hermano con su nariz respingada aún puede oler el humo del fuego.


Muchas gracias por el cuento amigos de Austin. Aquí les copio la parte de la historia en la que sugiero se haga un cambio el cual aparece en paréntesis y en color rojo. 

"Eso señalaba (Esto indica) que necesito un nuevo abrigo. Mi hermano con su nariz respingada aún puede oler el humo del fuego."

¡Sigan participando!
Ramón.

05.06.13
Y ahora comparto con ustedes el ejercicio que nos mandó el Asheville Spanish club Meetup. Me da gusto que se hayan animado a hacer su ejercicio. Como podrán ver, ellos también eligieron las palabras "azotea" y "embobado" que los otros grupos eligieron. Por alguna razón fueron las palabras más populares. Leamos su ejercicio:


Dear Ramón,
Here are the eight words we chose and the story we made from "Fonchito y la luna" today at the Asheville Spanish Club Meetup:
1. respingada
2. beso
3. azotea
4. empezar
5. feliz
6. embobado
7. limeño
8. suspiro
Había una vez un conejito limeño muy feliz con orejas respingadas. Un día en el parque, el conejito suspiró y dijo "¿Dónde están los otros conejitos?" Él empezó saltar al centro. Estaba embobado al ver un edificio grande y se moría de ganas de subir a la azotea. Cuándo llegó a la cima vio todos los otros conejitos. Y ellos dijeron ¡Sorpresa! ¡Feliz cumpleaños! Y todos le regalaron con besos.

¡Saludos!
Elena/Helen

¡Muy buena historia! La idea de hacer al conejito limeño fue buena pues le da una nacionalidad... y creo que es la primera vez que veo que a un animalito se le conceda su nacionalidad...¡Buena historia y sigan participando!

3 comments:

  1. Sin perder más tiempo, Fonchito plantó un beso en la mejilla de Nereida. Todavía estaba embobado por el tacto de aquel tez sedoso cuando la joven se apartó la cara con un respingo y le dijo: "¡Pero, no debo permitirte que me beses después del anochecer!"

    Fonchito no supo qué decir. Golpeó la frente con la palma de la mano y se ruborizó hasta las puntas de las orejas. Aún así, estaba agradecido de que su bochorno resultara menos visible por la penumbra. Mientras que se debatía entre darse a la fuga o lanzarse en picado desde la azotea, creyó divisarle una expresión pícaro en el rostro de su amiga, quien prosiguió con un tono lígero y algo burlón:

    "Bueno, salvo los jueves…y claro, siempre y cuando salga la luna."

    ReplyDelete
  2. George,
    Gracias por tu historia y perdón por no haber respondido antes, pero para variar, he estado corriendo como loco. Tu historia es una buena propuesta para continuar el cuento, aunque pobre Ponchito; siempre tiene que aceptar las condiciones de Nereida para poder demostrarle su amor.

    Esta vez voy a copiar tu ejercicio y a poner en paréntesis los pequeños errores gramaticales que encontré. De esta manera será más fácil para ti visualizar los cambios que la historia requiere.

    Aquí tienes:

    Sin perder más tiempo, Fonchito (le) plantó un beso en la mejilla de Nereida. Todavía estaba embobado por el tacto de aquel tez sedoso (aquella tez sedosa) cuando la joven se (no necesitas "se" porque en este caso no usamos el verbo apartar en su forma reflexiva "apartarse") apartó la cara con un respingo y le dijo: "¡Pero, no debo permitirte que me beses después del anochecer!"

    Fonchito no supo qué decir. Golpeó (aquí sí necesitas agregar el "se" porque en este caso sí usamos el verbo en forma reflexiva: "Se golpeó") la frente con la palma de la mano y se ruborizó hasta las puntas de las orejas. Aún así, estaba agradecido de que su bochorno resultara menos visible por la penumbra. Mientras que se debatía entre darse a la fuga o lanzarse en picado (picada) desde la azotea, creyó divisarle (no necesitas "le") una expresión pícaro (pícara) en el rostro de su amiga, quien prosiguió con un tono lígero y algo burlón:

    "Bueno, salvo los jueves…y claro, siempre y cuando salga la luna."

    ¡Gracias por participar!

    ReplyDelete
  3. Al grupo "¿Y qué me cuentas?" de Austin nos gustó el cuento "Fonseco y la luna." También nos gustó escribir nuestro cuento usando las 8 palabras que escogimos del texto.

    Aquí están nuestras 8 palabras:

    respingar
    balde-regadera
    señalaba
    golpeándole
    azotea
    embobado
    respuesta
    exigencia

    Lo que sigue es el cuento que escribimos juntos:


    Cuando estalló el incendio en la azotea mi hermano estaba embobado y trató de apagarlo con un balde-regadera. No pudo, pero en la exigencia del momento, su respuesta fue agarrar mi mijor abrigo y golpeando el fuego con él por fin lo apagó.

    Eso señalaba que necesito un nuevo abrigo. Mi hermano con su nariz respingada aún puede oler el humo del fuego.

    ReplyDelete