INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Saturday, December 3, 2011

Ejercicio de lectura y escritura de "El ausente" de Ana María Matute

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio, haga clic aquí.


Hola, Ramón!

Gracias por mandarnos el cuento de Ana María Matute en tu blog. Aquí están las palabras y el cuento que escribimos en la clase ayer.

1. Huerto 
2. Ostentosamente
3. Por añadidura
4. Barro
5. Asear
6. Agria
7. Desfallecida
8. Comadreja
9. Jadeando


El cuento que escribió el grupo, es el siguiente:
"Yo estaba trabajando ostentosamente con los manzanos en mi huerto hasta que jadeaba. Me sentía desfallecida. Por añadidura estaba cubierta de barro y no podía asearme porque la agria vecina se había llevado la cubeta de agua para su comadreja".



Ahora es el turno de ustedes. Usen las mismas palabras y creen una historia personal que pueden subir al blog dando clic en el link "comments".

7 comments:

  1. Ron me mandó su ejercicio a mi correo personal. Lo coloco aquí para que podamos discutirlo. De igual forma, gracias Ron por colocar las palabras y su traducción. Esto ayuda mucho!
    Las palabras que usaron durante el curso son:

    el huerto – the orchard
    ostentosamente – deliberately showing off
    por añadidura – on top of that, additionally
    el barro – the mud
    asear – to wash, to clean, to tidy up
    agria – bitter
    desfallecido – weakened, fainted
    la comadreja – the weasel
    jadeando - panting

    El cuento que escribió Ron se llama:

    Naranjas Anaranjadas

    "Los rayos del sol de levante iluminaban el huerto otro día más. Pero hoy era especial. Los naranjos ostentosamente mostraban su fruta madura. Este invierno no había helado como el año anterior, cuando la cosecha se puso agria. Hasta los árboles que habían desfallecido entonces se habían recuperado. Por añadidura, esta primavera había llovido mucho, aseando el suelo de su amargura y saturando el barro con químicos beneficiosos. Hoy era nada más que cosechar antes que pasaran por aquí esas turistas comadrejas jadeando mientras que se robaban las naranjas. Este verano iba a recobrar. Este año iba a saborear el zumo dulce de sus labores. Y así paso, sin incidentes. En la vida viene el bien y el mal. Tolera los días cortados y espera la anaranjada de las naranjas. "

    Muy bien Ron! Solo te faltó el acento en "pasó". Pero todo lo demás está muy bien. Qué gusto que hayas regresado a la clase. Espero que te haya ido bien en tu viaje a España.
    Saludos!
    Ramón.

    ReplyDelete
  2. Había llovido la noche anterior, y el huerto olió a tierra fresca. Un pavo real se estaba pavoneando ostentosamente por el barro. Su abanico estaba abierto, para atraer a una hembra. A él no importaba el barro.

    Del otro lado del huerto la hembra vio al macho, y empezó a acercarse a él, jadeando con anticipación. Lo que no sabía era que una comadreja hambrienta estaba buscando algo para comer. A la comadreja no le gustaba el sabor agrio de los pavos reales, pero estaba desfallecida por el hambre. Por añadidura, tenía que alimentar a su camada. Estaba astuto, y cuando vio la hembra, decidió perseguirla clandestinamente. Al final, saltó de la oscuridad, con la intención de matar a la hembra. La hembra, por otro lado, oí algo y empezó a correr, lo que le salvó la vida. La pobre comadreja tenía que esperar a otra presa.

    ReplyDelete
  3. Yo era una niña que le gustaba jugar fuera de casa. Tan pronto como terminó la clase, solía correr al huerto cerca de mi escuela. Después de correr rápido, jadeaba como si terminara de correr mil miles.
    Ambos de mis padres trabajaban en este huerto todos los días.
    No podía creer que hubiera tantas frutas en este lugar al principio.
    Jugando y saltando con barro, vi una comadreja una vez. (Nadie me creía después)
    A veces yo recogía varias frutas y las probaba sin decir a mis padres. Mi fruta favorita fue la limonada agria. Esta acción no es la cosa que yo contaré a alguien ostentosamente.
    Tenía que asearme después de mi tiempo emocionado en el huerto. Por añadidura, mi faena fue lavando las ropas de mi familia. Yo desfallecí de cansancio a aproximadamente siete de la noche. Recuerdo que había seguido diciendo “Mama, si fueras en mi lugar, no podrías hacer la tarea de matemática.”

    Un día mis padres volvieron a la casa con una cara muy seria. Luego sólo me dijeron que ya no podré jugar en el huerto.
    ---El corporativo con las maquinas nuevas compró el huerto -------
    Era muy triste que tuviera que dejar visitando al huerto.
    Nunca jamás me olvidé un suceso.

    Tengo que despedirme ahora. Mis padres y yo iremos a nuestro huerto se llama “Comomunity Garden” hoy.

    ReplyDelete
  4. La región sufría una economía desfallecida porque unos financieros y banqueros comadrejas se habían quedado con todo el dinero y todos los recursos para crear la prosperidad. La familia estaba luchando para alimentarse y para que los hijos pudieran seguir estudiando. El padre trabajó muchas horas vendiendo seguros y arreglando trámites de negocios. Un día llovioso, llegó a la casa un poco pálido, jadeando. Dijo que tenía un sabor agrio en la boca. Pidió a su hija Marisol, que estaba allá haciendo el aseo de la sala, que le trajera unos melocotones del huerto.

    La lluvia había creado tanto barro afuera que la niña realmente no quería salir. Pero lo hizo porque se sentía un poco preocupada por su padre, que había estado trabajando demasiado. Estaba llenando su delantal de las frutas maduras cuando espió un cajoncito de latón que había sido descubierto por la lluvia. Curiosa, lo agarró y lo llevó cuanto antes a la casa, donde se lo presentó ostentosamente, con los melocotones, a su padre.

    Abrieron el cajoncito y adentro encontraron un tesoro de joyas y monedas que resolvió todos sus problemas económicos. Por añadidura, podían ayudar a sus vecinos y a toda la gente que también estaba sufriendo. El padre ya se sentía mucho mejor y todos estaban felices.

    ReplyDelete
  5. Carolyn,
    Feliz de leerte nuevamente! Han pasado muchas semanas sin que hayamos realizado nuestros ejercicios de 8 palabras pero que bueno ya los retomamos. ¡Ah, qué comadreja! Creyó que era muy astuta pero se quedó sin cena.
    Releamos tu ejercicio y luego leeremos mis comentarios:

    “Había llovido la noche anterior, y el huerto olió (1) a tierra fresca. Un pavo real se estaba pavoneando ostentosamente por el barro. Su abanico estaba abierto, para atraer a una hembra. A él no importaba (2) el barro.


    Del otro lado del huerto la hembra vio al macho, y empezó a acercarse a él, jadeando con anticipación. Lo que no sabía era que una comadreja hambrienta estaba buscando algo para comer. A la comadreja no le gustaba el sabor agrio de los pavos reales, pero estaba desfallecida por el hambre. Por añadidura, tenía que alimentar a su camada. Estaba astuto (3), y cuando vio la (4) hembra, decidió perseguirla clandestinamente. Al final, saltó de la oscuridad, con la intención de matar a la hembra. La hembra, por otro lado, oí (5) algo y empezó a correr, lo que le salvó la vida. La pobre comadreja tenía que esperar a otra presa.

    Mis comentarios:

    (1) “olió”- “olía”
    (2) “no importaba”- “no le importaba”
    (3) “astuto”- “astuta”
    (4) “vio la”- “vio a la”
    (5) “oí”- “oyó”

    ¡Sigue participando!

    ReplyDelete
  6. Yoko:
    ¡Qué bueno que sigues en el curso! Es una historia interesante la que planteas. La vida en un huerto debe ser emocionante y muy sana. Ahora que ya estoy viejo, me doy cuenta de lo privilegiado que son las personas que viven en pueblos pequeños pues tienen la oportunidad de comer alimentos sin tanto químico. Cuando pueda, me iré a vivir a un lugar así.
    Ahora, releeremos tu historia:

    Yo era una niña que le gustaba jugar fuera de casa. Tan pronto como terminó (1) la clase, solía correr al huerto cerca de mi escuela. Después de correr rápido, jadeaba como si terminara de correr mil miles (2). 


    Ambos de mis padres (3) trabajaban en este huerto todos los días.
    No podía creer que hubiera tantas frutas en este lugar al principio. 


    Jugando y saltando con barro, vi una comadreja una vez. (Nadie me creía después).

    A veces yo recogía varias frutas y las probaba sin decir a mis padres. Mi fruta favorita fue (4) la limonada agria (5). Esta acción no es la cosa (6) que yo contaré a alguien ostentosamente. 


    Tenía que asearme después de mi tiempo emocionado en el huerto. Por añadidura (7), mi faena fue lavando (8) las ropas de mi familia. Yo desfallecí de cansancio a aproximadamente siete (9) de la noche. Recuerdo que había seguido diciendo “Mamá, si fueras (10) en mi lugar, no podrías hacer la tarea de matemática.” 



    Un día mis padres volvieron a la casa con una cara muy seria. Luego sólo me dijeron que ya no podré jugar en el huerto. 
---El corporativo con las maquinas nuevas compró el huerto -------


    Era muy triste que tuviera que dejar visitando al huerto. 


    Nunca jamás me olvidé un suceso. (11)

    Tengo que despedirme ahora. Mis padres y yo iremos a nuestro huerto, se llama “Comomunity Garden” hoy.

    Mis comentarios:

    (1)”terminó”- “terminaba”
    (2) “miles”- “millas”
    (3) “Ambos mis padres”. No necesitas usar “ambos de”. Lo que hiciste fue traducir literalmente “both my parents” pero en español, no necesitamos usar “ambos”. Con que digas “mis padres” implicas que son los dos ya que usas el plural.
    (4) “fue”- “era”
    (5) “limonada agria”- “limonada” es la bebida que preparas al mezclar el zumo del limón con agua y azúcar. Creo que tú te refieres al “limón” no a la limonada.
    (6) “la cosa” – “algo”
    (7)” Por añadidura”- Esto es un conector que usar para “conectar” una idea con otra, pero en tu historia, no está conectando una idea con otra por lo que no está bien usada.
    (8) “fue lavando”- era lavar
    (9) “a aproximadamente”- aproximadamente a las…”
    (10) “si fueras”- “si estuvieras”
    (11) “un”- “ese”

    ¡Sigue participando!

    ReplyDelete
  7. Keatha!
    Gracias por subir tu historia. Felicidades! Solo encontré un error. Escribiste "llovioso", pero es "lluvioso". Con excepción de este pequeño error, todo tu escrito está muy bien. Cómo me gustaría encontrarme un cajoncito con joyas y dinero, como en tu historia. Me dedicaría todo el día a mejorar el curso de Y qué me cuentas! En fin, con soñar no se pierde nada, no?
    Saludos!

    ReplyDelete